Viajar con nuestra mascota en vacaciones es una experiencia única

¿Tienes una mascota? Si la respuesta es afirmativa, ¿te condiciona a la hora de tomar decisiones? Probablemente, y si eres un buen dueño o dueña, la respuesta a esa segunda pregunta también sea afirmativa. Una mascota es una responsabilidad, no es solo algo que se tenga por placer. Hablamos de la vida de un animal, que no debe ser usada de cualquier manera. Como es lógico, esa responsabilidad de la que hablamos nos obliga de algún modo a tomar decisiones de diverso tipo. Una de las ocasiones en las que más nos puede condicionar una mascota es a la hora de decidir nuestras vacaciones.

Una noticia publicada en la página web del diario 20 Minutos en el año 2015 ponía de manifiesto que un tercio de los españoles con mascota decidía su destino de vacaciones en función de si allí admitían animales. La verdad es que se trata de un dato muy interesante a la hora de que comprendamos el valor que ha adquirido este tipo de cosas en los últimos años, un valor que ha seguido creciendo desde la fecha de publicación de esa información hasta los momentos en los que nos encontramos.

Este dato que acabamos de compartir con vosotros y vosotras no es baladí si ponemos en contexto la situación y explicamos, por ejemplo, cuál es el número de viviendas que cuentan con perros como animales de compañía. Esta cifra nos la proporciona un portal web como lo es Statista, que indica que, en el año 2020, había 6.700.000 perros de compañía en las viviendas de este país. Se trata de un volumen muy alto, desde luego, y las vacaciones de todas esas personas se pueden ver condicionadas por le hecho de tener un animal de compañía como este. Ese es el motivo por el que cada vez más hoteles admiten a estos animales.

Tened en cuenta que solo hemos hablado de los perros. Imaginaros los datos de los que podríamos estar hablando si mencionáramos también a los gatos, que son el segundo animal de compañía en este país en cuanto a su número. No nos parece extraño que haya establecimientos hoteleros que sean ‘pet-friendly’. Si no fuera así, estarían dejando de ser negocios interesantes para una enorme cantidad de personas, no solo españolas, sino también procedentes de otros lugares del mundo. Si admitimos a una persona en unas determinadas instalaciones, lo mismo debemos hacer con su mascota.

Hemos hablado de la admisión de las mascotas en hoteles, pero no hay que olvidarse de que, en muchas ocasiones, también se debe encontrar un medio de transporte en el que transportarlas si no podemos hacerlo por nosotros o nosotras mismas. Este es un asunto por el que cada vez existe un mayor interés según nos cuentan desde Animales por Avión. Las personas que se encuentran a cargo de una mascota suelen querer disfrutar junto a ella de sus vacaciones, lo cual es perfectamente lícito y lógico. Nos alegra que se esté acrecentando esta tendencia en los últimos años tanto en España como en otros lugares.

Una mejora en la calidad de nuestro tiempo de ocio

Hay gente que no lo valora, pero la realidad muestra que disfrutar de nuestro tiempo de ocio junto con nuestra mascota nos hace más felices. Es lo mismo que viajar con nuestra familia: ¿a qué no es lo mismo contar con su compañía que ir solos de vacaciones? Las mascotas, a fin de cuentas, también forman parte de la familia y, como tal, debemos hacer suyos nuestros momentos de asueto. Se trata de algo que les debemos a cambio de todo su cariño, el cual nos muestran de manera desinteresada en todo momento.

Además, gracias a una cuestión como de la que venimos hablando, mejoraremos la calidad de vida de nuestra mascota. Para ellas, supone un severo perjuicio que no estemos junto a ellas durante unos días, sobre todo desde el punto de vista mental. Si nos las llevamos junto a nosotros, disfrutará a nuestro lado de una cosa totalmente diferente, a la que no tardará en acostumbrarse al sentirse cerca de nosotros y nosotras. ¿Hay algo que pueda ser más bonito que esto? Pensamos que no.

Las mascotas conforman una de las mejores relaciones que podemos desarrollar a lo largo de nuestra vida. Siempre han mejorado nuestra autoestima, nos han proporcionado cariño y nos han permitido sentirnos mejor en los momentos difíciles. Por tanto, debemos hacer que sean partícipes de nuestras vacaciones. Y, por suerte, a día de hoy eso es mucho más factible de lo que resultaba en el pasado. Hay que aprovecharse de ello. Es nuestro deber como dueños y dueñas de esas mascotas. Y os podemos asegurar una cosa: no os vais a arrepentir en absoluto de esto.

Buscar

Nuestras redes

Mas comentados

Suscríbete a nuestra Newsletter