TU BUSCADOR DE COMPRAS ONLINE. CIENTOS DE ARTÍCULOS DE PRODUCTOS, FACIL, INFORMATE ANTES DE COMPRAR. SOLO LAS MEJORES OFERTAS.

cdl-centro.es


Tu buscador de compras online

Busca en nuestros artículos:

Pantalones vaqueros. De ropa de trabajo a artículo de lujo

7 noviembre, 2018
Pantalones vaqueros. De ropa de trabajo a artículo de lujo

Todos tenemos en nuestro armario, al menos, un par de pantalones vaqueros, faldas u otro tipo de prendas fabricado con este tipo de tejido a partir de tela de mezclilla o dungaree. Y además, vamos de súper modernos cuando llevamos unos jeans, blue jeans o tejanos, como les queramos llamar. Pero, ¿lo somos?

Pues bien, lo cierto es que más bien no, ya que el pantalón vaquero azul fue inventado por Jacob Davis y Levi Strauss & Co. en el siglo XIX, concretamente en el año 1871, y patentados por ambos, dos años más tarde. No es de extrañar, que en principio, esta prenda hubiera sido pensada exclusivamente para el sector masculino, el único que vestía pantalones en la época. El vaquero era el pantalón de trabajo de vaqueros y mineros del viejo Oeste Americano.

Pero su popularidad se extiende, y ya en 1950 comienzan a llevarse entre los adolescentes, sobre todo entre los rockers, quién no se acuerda de la sensacional película Grease, protagonizada por John Travolta y Olivia Newton John.  Posteriormente, en la década de los 60 serían la prenda habitual de los hippies, y a partir de ahí, esta moda fue adoptada por todas las subculturas urbanas, desde el punk al heavy, pasando por el hip hop.

Hoy, vemos que el clásico pantalón vaquero, sigue siendo popular, pero ha sufrido una serie de modificaciones adaptándolo a todos los gustos y estilos: altos, bajos, anchos, de pata de elefante, estrechos, pitillo, con elástico, desgastados, rotos, de cadera, de cintura o en tonalidades más o menos brillantes. Incluso puede verse en las fiestas más glamurosas combinado con las prendas más elegantes, o con la joyería más lujosa. Por eso, nunca faltan dentro del catálogo de Queens Oline, unos bonitos jeans de mujer, una falda tejana o una chaqueta vaquera. Esta es una tienda de moda y accesorios, que nace con el objeto de vestir a la mujer urbana, y aquí se pueden encontrar las prendas vaqueras más fashion, con un estilo único que les caracteriza, y en el que sus clientas se inspiran. En su amplio catálogo, se pueden encontrar, además, otro tipo de prendas: vestidos, kimonos, camisas, monos, pantalones, chaquetas y también calzado y complementos. Se trata de una tienda online low cost para mujer y niña, y todos sus artículos crean tendencia.

Breve historia de los jeans

Todo apunta a que la tela de mezcladilla nace en ciudades europeas como Génova en Italia o Nimes en Francia. Precisamente de Gènes, que significa Génova en Francés, podría ser el origen de lo que hoy se conoce como jeans, en inglés, y que en español se traduce como vaquero. En Nimes, fue donde se crea la tela, conocida hoy como denim, traducido al español, de Nimes, y era similar a la tela vaquera.

¿Cuál es la diferencia entre la tela de Nimes y la de Génova?

En Génova, desarrollaron una tela más trotera y también más barata, lo que la hacía apta para el trabajo. Era muy parecida a la pana de algodón. En cambio en Nimes, era de más calidad y por lo tanto se empleaba más para ropa de diario, como las camisas, por ejemplo. Y otro dato, hasta el siglo XIX era de color azul. Durante todo el siglo XVII el jean genovés era la prenda habitual de la clase obrera italiana, no así el denim, que se empleaba más para artículos de moda.

Pero el jean no se hizo popular hasta de Levis Strauss & Co. lo introduce en los Estados de Unidos. Se trataba de un pantalón de tela de mezclilla de color azul, y de gran resistencia. Hoy, son los pantalones más famosos del mundo entero, y ya no son baratos, ni tampoco se usan para trabajar. El levi´s forma parte del fondo de armario de personas de todas las clases sociales, y como decíamos, lucen genial en cualquier fiesta.

¿Y quién era Levi Strauss?

Fue un alemán emigrado a Nueva york con la idea de trabajar en la tienda de sus hermanos mayores. De ahí se trasladó a San Francisco y emprendió con un negocio propio. Su socio Jacob Davis, era un sastre que tuvo la genial idea de fabricar ropa con remaches de cobre.

El éxito de su creación, es más que evidente. Pocas cosas han resistido tanto el paso del tiempo.