Mallas, un cerramiento residencial efectivo y decorativo

Seguro que estás pensando en mallas residenciales y te viene a la cabeza las típicas vallas verdes, ¡error! Y es que, los cerramientos residenciales van más allá de estas vallas. Además, son cerramientos sencillos de colocar si cuentas con todos los materiales necesarios. Las mallas están pensadas para el cerramiento de zonas de ocio, parques, piscinas, zonas para perros, zonas residenciales y jardines. 

Las mallas y cercas para jardines, piscinas, chalets y zonas residenciales tienen muchas aplicaciones porque sirven para delimitar y tener protegido un terreno o jardín, también para decorar y añadir poder estético a una propiedad. 

Además, estas vallas tienen propiedades muy positivas, como que ofrecen una gran durabilidad y su mantenimiento es mínimo. 

Desde Spadico, empresa dedicada a la comercialización online de suministros de cerramientos, cerrajería, vallados y herrajes de acero inoxidable, nos explican que las mallas y vallas residenciales son una solución de cerramiento efectiva, como existen gran variedad, puedes elegir aquella que satisfaga tus necesidades decorativas y funcionales. Por ejemplo, puedes optar por una malla rígida y de gran firmeza, por otra versátil y económica de simple torsión o por la decoración y seguridad que aporta una baranda metálica. Si lo que pretendes es conseguir privacidad, debes añadir una malla de ocultación a la decoración de tu jardín.

¿Qué tipos de mallas y cerramientos metálicos existen?

Los cerramientos se clasifican según el material. Los tres materiales más comunes para cerramientos metálicos son las vallas de acero, que se diferencian entre mallas flexibles, como la malla de torsión y las mallas rígidas, también conocidas como paneles, por ejemplo, el panel de malla de hércules. Por otro lado, están las vallas de aluminio y las rejas de hierro. 

Aunque existen otros tipos de cerramientos, destacamos estos tres por sus propiedades como vallados exteriores. Cualquiera de los tres son una buena opción para construir una cerca en tu casa.

Las vallas metálicas necesitan protección frente a la oxidación con revestimiento zinc, aluminio o revestimiento galvanizado, ¿por qué? Debido a que están expuestas a la intemperie. En el mercado existen vallados metálicos de gran calidad tratados con revestimientos contra la corrosión y la oxidación. Además, se adaptan a cualquier entorno y esto es una gran ventaja. 

A continuación, te enumeramos algunos de los tipos de cierres metálicos que existe, son los siguientes:

  • Panel de malla. Existen paneles de malla de líneas muy modernas y atractivas que se integran de manera armoniosa en cualquier lugar, ofreciendo gran firmeza, durabilidad y ¿lo mejor? Con un mantenimiento sencillo.
  • Malla de simple torsión. También existe la malla de simple torsión que se adapta a todos los terrenos, usos y ambientes. Se caracterizan por ser económicas, seguras y resistentes. La malla de simple torsión es el cerramiento más usado para fincas, parques y jardines. 
  • Decoración de jardines y ocultación. También existen cerramientos como mallas y sistemas de ocultación para proteger y dar privacidad a tu casa, terraza o jardín.
  • Barandas. Las barandas son rejas metálicas para la seguridad y decoración exterior e interior de tu vivienda. Están fabricadas en acero o hierro y brindan una estructura duradera, resistente y muy versátil. 

¿Cuál es la mejor valla para uso residencial?

Si nos preguntas cuál es la mejor valla para uso residencial, te recomendamos las vallas de acero galvanizado, ¿por qué? Por la versatilidad de sus diseños, por su gran durabilidad y su alta resistencia. Todo ello, convierte a este cerramiento como la mejor opción para todo tipo de vallados exteriores. No pienses que solo existen las cercas con simple torsión porque hay muchas opciones. La mejor valla será siempre la que mejor cumpla con tus necesidades, exigencias de diseño y por su seguridad durante muchos años. 

Ahora bien, si te preguntas ¿cuál es la valla metálica más económica de instalar? O, ¿cuál es el tipo que mayor durabilidad tiene? Te respondemos que la opción más barata para uso residencial son las mallas de simple torsión, mientras que la que mayor vida útil tiene es la valla de hierro forjado. Estos son los aspectos que tienes que tener en cuenta antes de comprar las mallas para tu cerramiento. Elige las que mejor se adapten a tus necesidades. 

¿Estética o seguridad? ¿Qué criterios debes seguir para elegir las mallas para el cerramiento de tu vivienda?

Para que elijas la valla metálica que mejor se adapte a tus exigencias, te recomendamos hacerte una serie de preguntas, como por ejemplo, ¿qué área deseas vallar y cuántos metros tiene que cubrir la cerca? ¿Cuál es el objetivo del cerramiento, delimitar, decorar o aportar privacidad? ¿Qué calibre de alambre necesitas para el nivel de protección que deseas? ¿Cuál es el revestimiento protector que mejor se adapta? ¿Qué color y acabado te gusta? ¿Cuál es tu presupuesto? 

Cuando respondas todas estas preguntas, estamos seguros de que conseguirás tu valla ideal. En caso de que no lo tengas claro, siempre existen profesionales que te ayudan a elegir la mejor opción. 

Accesorios que necesitan las vallas residenciales y de jardín

Cuando piensas en vallas y mallas, puede que creas que solo necesitas la estructura alambrada o unos panes y, ¡listo! Pero no, y es que, depende del tipo de vallado que elijas y como quieres instalarlo. Necesitas también un conjunto de accesorios de montaje y decoración para que el cerramiento resulte completo. 

Por ejemplo, las mallas de panel necesitan unos postes, abrazaderas o grapas que sujeten el poste del panel. Por el contrario, un vallado de mallas metálicas, necesita varios tipos de postes, bridas, tensores y alambres para que el resultado sea una cerca firme y duradera. También será necesario contar con una puerta de malla o cancela específica para vallas metálicas. 

Existen muchos accesorios que son necesarios para completar un cerramiento, como postes, bases, bridas, tensores, tornillería, grapas, etc. Además, hay una gran variedad de medidas, materiales y colores, así podrás elegir el mejor acabado para que integre con la decoración de tu vivienda. 

¿Qué se pone para tapar las mallas o vallas para conseguir privacidad? Hay varias posibilidades, por ejemplo, puedes optar por seto artificial, una malla sombreo o un brezo de ocultación. Debes pensar qué grado de privacidad y ocultación quieres o si la solución es para vallas de jardines, piscinas o para tu terraza o balcón. Existen muchas posibilidades entre las que podrás elegir. 

A continuación, te enumeramos algunos de los accesorios que se necesitan para las vallas y mallas: 

  • Accesorios para mallas de panel. Poste rectangular, bases, abrazaderas, grapas, tapón, etc. Puedes encontrar estos accesorios en colores que combinen con el panel. 
  • Accesorios para malla simple torsión. Para este tipo de mallas también existen múltiples accesorios, para el montaje y refuerzo del vallado metálico. Como por ejemplo, postes, tensores, bridas, alambres, etc.
  • Jardín y ocultación. Accesorios, decoración para jardín y montajes de paneles de celosía, postes y vallados de madera, etc.
  • Alambres. Otros accesorios para las mallas y vallas de cerramiento son los alambres metálicos, con refuerzo o recocidos de varias medidas y espesores, caracterizados por su polivalencia en aplicaciones de vallado, construcción, decoración y más. 

Diferentes tipos de puertas de mallas metálicas para exterior

También hay puertas de mallas metálicas para exterior, como puertas de hierro, puertas cortafuegos y puertas de seguridad acorazadas. Estas puertas sirven para reforzar la seguridad de tu jardín, la entrada y para tener vías de evacuación en tu edificio. 

A continuación, te enumeramos los principales tipos de puertas de mallas metálicas, son las siguientes: 

  • Puertas de mallazo. Son puertas con mallas metálicas abatibles. Pueden ser de una o dos hojas y llevan un marco de perfil metálico con mallazo electrosoldado. Este tipo de puerta es perfecta para completar los vallados de simple torsión o malla de panel. 
  • Las puertas de hierro. Este tipo de puertas son las adecuadas para el acceso peatonal y de vehículos. Están fabricadas en hierro y puedes encontrar una gran variedad de modelos y medidas. Se pueden realizar a medida para adaptarlas a la perfección, al espacio. 

¿Cuánto cuesta vallar un terreno?

El precio medio de la instalación de una valla metálica puede rondar entre los 700 €, como mínimo, y más de 2000 €. ¿De qué depende el precio final? El precio final va a depender de diferentes factores, algunos son: las dimensiones del terreno, el tipo de valla que se utilice, la altura de la valla, los materiales, etc. 

También debes tener en cuenta que el precio final de vallar un terreno puede aumentar si es necesario limpiar, modificar y nivelar un determinado terreno, si se necesita trabajos de albañilería, si hay que aplicar un recubrimiento antioxidante en la valla para que el acabado final sea de calidad, si se ha hecho una planificación y en realidad se necesita comprar más materiales, etc. 

¿Cómo se instalan las mallas y vallas metálicas residenciales?

Para instalar todo tipo de mallas y vallas metálicas residenciales, lo primero que se debe hacer es una planificación previa, hacer una medición del terreno que se quiere vallar, calcular la cantidad de materiales que se van a necesitar, comprar todos los materiales necesarios y asegurarse de que el área esté lista para soportar la cerca. 

También es muy importante preparar bien el área, puede ser el hueco en la tierra o el muro, después se pueden colocar los postes. La valla hércules y la valla con mallas metálicas se montan con diferentes procesos. 

Cuando se instalan mallas o vallas metálicas, es fundamental que te informes de las condiciones que establece el ayuntamiento de tu comunidad. Por ejemplo, debes saber si es necesario solicitar un permiso o si tu valla se ajusta a la normativa municipal. En caso de que la valla se ajuste a la correspondiente normativa, no tendrás ningún problema para conseguir la concesión de licencias. 

Esperamos que este artículo te haya ayudado para saber qué tipo de mallas o vallas metálicas tienes que elegir para el cerramiento de tu vivienda, piscina o jardín. 

 

 

 

Buscar

Nuestras redes

Mas comentados

Suscríbete a nuestra Newsletter