El color modifica nuestra percepción del hogar

¿Hay algo más importante y que tengamos que resolver con más urgencia que todo lo que tenga que ver con la adecuación del hogar que habitamos a nuestras propias necesidades y gustos? Podríamos decir que no. Y seguramente estaríamos de acuerdo con las opiniones de todas aquellas personas que habéis empezado a leer estas líneas. No cabe duda de que el hogar constituye una parte de gran relevancia para la vida humana y que hay que hacer todo lo posible para adecuarlo a nosotros mismos y a todas aquellas personas que lo habitan junto a nosotros.

Uno de los asuntos que es tendencia ahora pero que siempre ha sido de una relevancia muy grande a la hora de conseguir todos nuestros objetivos en este sentido es el color. Las tonalidades que copen nuestras paredes interiores, nuestra fachada y cada una de nuestras habitaciones es clave a la hora de hacernos sentir bien dentro del propio hogar. Por eso le damos más vueltas que nunca a la pregunta que os dejamos a continuación: ¿de qué color debo pintar mi casa y cada una de sus estancias? Como es lógico, cada cual puede extraer sus propias conclusiones. No es para menos.

Un artículo publicado en la web Mujer de Élite indicaba algunos trucos para elegir un color que vaya acorde a nuestras pretensiones. No cabe la menor duda de que el tipo de personalidad que tengamos juega un papel muy importante en este sentido y que, desde luego, hay que tenerlo en cuenta. Sin embargo, en el artículo también se apunta que mucha gente no suele arriesgar demasiado en la tonalidad que elige y que los colores que son más bien tímidos y sutiles son los que suelen ser elegidos por la mayoría de la gente a la hora de enfrentarse a un cambio de decoración en su domicilio.

En otra información, la revista AD informaba de cuáles son los colores más relajantes para el hogar. Os hemos enlazado ese artículo porque bien merece la pena que le echéis un vistazo. La relajación es uno de los factores que juegan una mayor importancia y tienen una mayor influencia a la hora de tomar decisiones en lo que tiene que ver con la decoración del hogar. Desde luego, hay que tener en cuenta que construir un hogar en el que nos sintamos cómodos y felices depende de muchas cosas y que el color que le otorguemos a las diferentes estancias es una de ellas.

Ni que decir tiene que el color de nuestro hogar ha ganado terreno en lo que tiene que ver con su importancia a la hora de construir el hogar de nuestros sueños. Así es como lo concibe a día de hoy la mayoría de los españoles y las españolas, en función de lo que nos ha sido transmitido desde Artespray. Desde luego, el volumen de ventas de pintura para el hogar se ha duplicado en apenas unos años, lo cual se ha convertido en la mejor prueba de que lo que os venimos acierto es tan real como la vida misma.

Un factor clave también para las empresas 

Los hogares no son los únicos lugares en los que el color tiene una importancia determinante en lo que respecta a la comodidad o la relajación. Las empresas también tienen en cuenta los asuntos de los que os venimos hablando y lo cierto es que de eso depende, en buena medida, tanto la productividad de sus trabajadores y trabajadoras como las posibilidades de que los clientes y clientas confíen en sus productos o servicios. Esos dos factores son los que aseguran el éxito en la actividad de un negocio.

El color es una de las formas más evidentes que tiene el ser humano para llamar la atención y por eso pasa buena parte de la estrategia publicitaria y de marketing de una empresa. Da igual el sector al que se dedique. Nadie va a poner en duda nunca que el color va a jugar un papel del máximo interés para tratar de poner todos los alicientes que puedan conducir a una venta en liza. Eso es lo que va a hacer posible que las empresas tiren para delante sea cual sea el contexto en el que se desarrollen.

Las empresas y los colores son indisociables y está claro que sus caminos nunca se van a separar. Hay marcas que se asocian de manera directa a un color. Pensad en Coca Cola, Vodafone, Orange, Telefónica, Correos, Mercadona… Las grandes empresas tienen en común una apuesta en toda regla y sin fisuras por un color. Les ha conducido al éxito y no piensan dejarlo de lado en ningún momento. Es vital para alcanzar sus objetivos e incluso superar sus pretensiones.

 

Buscar

Nuestras redes

Mas comentados

Suscríbete a nuestra Newsletter