Moda post covid19

Durante estos meses en los que las compras en cualquier sector (menos el alimenticio claro está) se han reducido drásticamente, muchos de los amantes de la moda hemos echado en falta la posibilidad de soñar con las tendencias que vendrán, las ideas innovadoras que algunos diseñadores sacarán o con los trapitos y complementos que vamos a poder adquirir para esta emporada. Lógicamente, ahora no es que este tema sea muy importante, de hecho es probablemente algo que carece de importancia si pensamos de modo aislado, sin embargo, si hablamos de una forma más generalizada, la cosa cambia, y mucho.

Digo esto porque el hecho de que yo, o mi vecino, decida volver a las tiendas a adquirir algún trapito para su fondo de armario no va a solucionar nada. Es más, tal vez algunos de vosotros pensaréis que somos unos frívolos al estar pensando en moda cuando hay quien piensa en qué puede hacer este mes para dar de comer a sus hijos y, por supuesto, lo importante no es precisamente mi fondo de armario. Sin embargo, ¿qué pasa si muchos de nosotros reactivamos el comercio al volver a los centros comerciales y tiendas de barrio? La realidad es que por mucho que nos pueda incomodar la idea de ir de compras hoy en día al saber que miles de personas están pasando hambre debemos seguir haciéndolo pues es ese movimiento en la economía, en cualquier sector, lo que sacará a este país de la nueva crisis que vamos a vivir este año, y en años venideros.

No se trata de que los ricos muevan millones de euros mientras que los demás miramos desde la butaca, más que nada porque eso sería muy idílico pero no iba a funcionar, de lo que se trata es de que quien pueda seguir gastando que lo haga.

Yo no me he quedado sin empleo y por ahora sigo cobrando lo mismo que cobraba antes así que si puedo tomarme una caña en una terraza he de hacerlo. Si todos guardamos por miedo el dinero en el bolsillo y la economía no se mueve, salir de esta crisis va a ser mucho más duro de lo que pensáis.

Por eso, si quieres un pantalón nuevo y puedes permitírtelo, adelante. Llena las terrazas de los bares, las tiendas de ropa, de decoración o de chucherías, ve a cenar por ahí con amigos y hazlo todo respetando las normas de seguridad. Si todos volvemos a las calles, a los comercios y a activar la economía dentro de nuestras posibilidades, la cosa irá mucho mejor.

Por eso, todo este tema de la moda post Covid19 me parece tan buena idea. Pero ¿cuál es la tendencia para este verano?

Tendencias

Pues antes de nada debes saber que el fondo de básicos en el armario sigue vigente y más fuerte que nunca. Según las tendencias, llevar un short básico, o unos jeans, con una camiseta moderna y luego conseguir ese look único y especial con complementos sigue siendo la clave del éxito.

El año pasado, por estas mismas fechas, me compré 4 complementos que estuve usando todo el verano y que me dieron un juego increíble. Me compré un reloj tipo casual, un juego de pendientes largos y bastante grandes, unas zapatillas blancas tipo tenis y una gorra de vestir tipo visea.

Tenía claro que quería un reloj Fossil, así que estuve buscando en Internet hasta averiguar dónde comprar relojes Fossil online (os dejo el enlace por si os interesa) y al final me hice con el Fossil Copeland de acero inoxidable. Al ser un reloj “para todo” lo pude lucir prácticamente todo el verano y al combinarlo con otros complementos lo puedes convertir en un complemento de diario o en algo más elegante para lucir una noche de fiesta.

Los pendientes largos son también indispensables pues en verano solemos llevar poca ropa, es decir, gran escote y hombros descubiertos lo que se traduce en mucho espacio donde poder llevar algo que capte la atención y yo elegí unos divertidos pendientes largos que me vestían completamente, aunque no llevase más que una camiseta blanca de tirantes con unos jeans y las cómodas zapatillas blancas que te salvan casi en cualquier situación.

Y es que como bien indican desde Catalinos, el mayorista de ropa, recargar demasiado un look no es inteligente, es mucho mejor ser más minimalista y apostar por un look sencillo con un único complemento que se lleve toda la atención y que nos haga especiales frente al resto de chicas.

Y, por supuesto, la gorra de vestir. ¿Y por qué matizo lo de “vestir”? pues porque no se trata de comprarte una gorra de playa y lucirla en cada evento, sino más bien de utilizar una visera bonita y elegante para ganar originalidad en un look veraniego al tiempo que nos protegemos del sol de agosto.

Estos cuatro complementos fueron mi salvación el año pasado, y un buen fondo de armario por supuesto, y por eso este año creo que las tendencias van a ir por el mismo camino: básicos sencillos y frescos que podemos usar prácticamente en cualquier situación combinados con complementos que nos dan el toque diferente, casual, elegante, divertido o vintage. Solo tienes que aprender a hacer buenas combinaciones y el resto vendrá solo.

Pero, ¿qué básicos necesitamos? En lo que a pantalones se refiere son indispensables los shorts, tanto de tela vaquera como de otros tejidos. Personalmente busco elegancia así que esos shorts que muestran parte del cachete del trasero no me gustan, yo soy más bien de esos que son todo lo cortos que se pueden llevar sin mostrar nada demasiado evidente.

El short vaquero, el short blanco y el short oscuro son los más importantes, pues los puedes combinar con cualquier otro color dependiendo del look que estés buscando.

Con respecto a las camisetas hay que buscar colores divertidos, llamativos y veraniegos, pero también colores neutros para buscar un look más formal en caso de necesitarlo. Opta por camisetas de tirantes y camisetas de manga cortas por igual, pero huye de los estampados demasiado cargados.

Si tienes unos buenos básicos y complementos para hacer de tu look la imagen que quieras dar tendrás todos lo que necesitas esta temporada. ¿Te atreves?

Nuestras redes

Mas comentados

Suscríbete a nuestra Newsletter