Las primeras locutoras de radio

En ese artículo queremos recordar las primeras mujeres que se hicieron un hueco en la radio.

Yolanda Ordás

Yolanda Ordás lleva más de 60 años haciendo radio local. Empezó en la estación Escuela número 29 del Frente de Juventudes, porque su marido, Ignacio Linares, trabajaba con Luis del Olmo, así que ella también comenzó a dar información a través de las ondas.

La locutora explica que nunca la han censurado nada: «No recuerdo que me hayan prohibido nunca nada. Durante el franquismo, eso sí, teníamos que dar todas las noticias de Franco y de la Sección Femenina».

Yolanda explica que lo que más le gusta de la radio es el contacto con la gente y la cercanía. Ella afirma que no se ha sentido discriminada «nunca, ni por mis compañeros ni por nadie. Y nunca he ganado menos que los demás por ser mujer. Es más: en ocasiones he cobrado más que algunos compañeros hombres, también porque hacía más trabajo que ellos. Y sólo he estado de baja cuando he tenido a mis hijas, nada más. Con catarro, con gripe, con dolor de garganta, he ido siempre a la radio».

Elena Francis

‘El consultorio de Elena Francis’ emitió 10.000 programas desde 1947 hasta 1984. El programa nació en Radio Barcelona, millones de españoles escuchaban atentamente los consejos de la locutora.

También se ponían canciones, se leían vidas de santos y ‘biografías ejemplares’, y se contestaban las cartas de las oyentes. El nombre de Elena Francis viene del de su inventora: Francisca Elena Bel Calvet.

Solo se contestaban por radio unas cartas escogidas, varias locutoras se encargaron de poner voz a la misteriosa Elena Francis, la última fue Maruja Fernández. A partir de 1966 el periodista Juan Soto Viñolo se encargaba de redactar las respuestas de la locutora.

María Cinta Balagué

Es la primera locutora de radio en Cataluña, durante muchos años trabajó en un programa dedicado a las mujeres y era conocida con el seudónimo de Salus.

En 1926 tenía veintiocho años cuando le ofrecieron realizar una sección literaria femenina dentro de la programación que Ràdio Barcelona dedicaba a las mujeres, llamada Radio telefonía femenina.

Este programa se emitía los martes y los viernes a las seis de la tarde, y duraba veinte o treinta minutos. Al final de ese mismo año, el programa fichó colaboradoras nuevas, especialistas en modas y temas útiles. La Señorita Pompadour se encargaba de la sección de moda y la Señorita Maintenon de la sección de ciencia doméstica.

Mari Ángeles Fernández García

Mari Ángeles Fernández García se incorporó en el año 1927 como técnico de sonido en Radio Barcelona, siendo la primera mujer técnico de sonido en la radio española.

María Sabater

María Sabater fue la primera locutora de radio de España. «Con el inicio de las transmisiones de Radio Barcelona, el 14 de noviembre de 1924, nace la radiodifusión en España. Aunque antes de esa fecha ya había emisiones de Radio España de Madrid y de Radio Ibérica de Madrid, Radio Barcelona fue la primera estación en obtener licencia y el primer indicativo, EAJ-1, a raíz del nuevo Reglamento de Radiodifusión. La primera emisión contó con la participación de la locutora María Sabater, las palabras del alcalde de Barcelona y la interpretación de varias piezas musicales», informa RTVE.

¿Qué es la radioafición?

Si te encanta la comunicación a través de las ondas, puedes comprar el material para montar tu propia radio en casa.

Los profesionales de Onda Manía, una de las mejores tiendas online para radioaficionados, nos han explicado que: «los radioaficionados tienen que tener conocimientos acerca de la electromagnética, componentes eléctricos, receptores, teoría eléctrica, circuitos eléctricos, emisores, antenas y líneas de trasmisión, etc.»

Es necesario pasar un examen de contenido teórico y práctico. Una vez, que has conseguido el título puedes montar la estación de radio comprando los aparatos.

El radioaficionado puedes comunicarse con cualquier parte del mundo a través del micrófono. Estas personas puedes salvar vidas en momentos de emergencia y catástrofes, ya que tienen la obligación de poner sus equipos a disposición de las autoridades ante situaciones de alarma.

«La radioafición sigue viva en Galicia. Esta ignota actividad, que tiene por objeto la instrucción individual, la intercomunicación personal y la formación técnica de quienes la practican, ha logrado sobrevivir, al mismo tiempo, a la irrupción de las nuevas tecnologías de la comunicación y al ostracismo al que buena parte de las autoridades y de la opinión pública en general han tratado de condenarla. Y si ha sobrevivido ha sido gracias al esfuerzo de personas anónimas que, refugiados tras un indicativo (una especie de alter ego construido por seis dígitos), continúan creyendo todavía hoy en el poder de la radio como instrumento de interacción humana y como herramienta válida y cercana para superar las fronteras espacio-temporales en esta nueva era donde la comunicación parece haberse mercantilizado», informa el diario El Mundo.

Si te apasiona la radio y la tecnología apuesta por este hobby. En España hay más de 30.000 autorizaciones administrativas para radioaficionados.

Buscar

Nuestras redes

Mas comentados

Suscríbete a nuestra Newsletter