6 errores a evitar en una reforma integral de una vivienda

¿Tu casa necesita un cambio de imagen? Con estos consejos proporcionados por los profesionales en reformas integrales Crear Sur, podrás evitar errores comunes a la hora de remodelar y renovar tu casa.

A veces, todo lo que necesitas es un poco de pintura nueva. Pero si una tubería de agua rota revela que todo el sistema de tuberías está en mal estado y se necesita un nuevo techo o un nuevo sistema de calefacción, definitivamente son necesarias renovaciones importantes. Los trabajos de renovación y reparación son parte de ser propietario de una vivienda. Los daños relacionados con la antigüedad suelen ser el impulso para la reconstrucción y la renovación.

Para que las renovaciones no se conviertan en un mosaico ni en una obra permanente, se requiere una planificación precisa. Con estos consejos podrás evitar errores comunes y poner tu casa en forma de la forma más eficaz y sostenible posible.

Se definen brevemente tres términos centrales para la reforma y renovación de una vivienda:

  1. Reforma: Se renueva todo lo que causa problemas. Esto incluye tanto trabajos de reparación como de mejora del edificio. Una renovación puede, aunque no necesariamente, tener un impacto significativo en la estructura del edificio.
  2. Renovación o reparación: Una renovación o renovación devuelve la casa a su estado original. Por el contrario, una reparación soluciona defectos individuales.
  3. Restauración: Se trata de preservar los edificios históricos y su calidad como testigos contemporáneos.

Error 1: tomar decisiones apresuradas de la reforma

De repente, la calefacción se estropea, la humedad penetra en la mampostería o algo aparentemente pequeño revela daños importantes. Es comprensible que los propietarios inicialmente entren en pánico. Sin embargo, la prudencia estratégica es la clave para lograr el objetivo en toda conversión, siempre se deben evitar decisiones apresuradas. Esto significa que en cada renovación o remodelación, especialmente en edificios antiguos, se realiza un análisis exhaustivo del inventario.

Una vez registrado el estado actual de la propiedad, se puede determinar qué medidas de construcción tienen sentido y son posibles. Factores como la legislación de construcción local y el presupuesto personal influyen. Al final, tú decides si primero quieres mantener tu casa o pasar a renovaciones más profundas.

Un buen comienzo es el principio y el fin de cualquier proyecto de renovación. Los arquitectos cualificados y los jefes de obra experimentados son de gran ayuda en esta fase.

Cómo evitar el error 1:

  • Hacer análisis de inventario.
  • Recibe consejos de expertos.

Error 2: No hay una planificación general para la conversión y renovación

Si consigues que los profesionales se unan de inmediato, podrás evitar otro gran error: involucrarse en un mosaico de medidas individuales en lugar de abordar las renovaciones con un plan general coherente.

Hay una razón por la que los expertos observan de cerca un edificio y evalúan el estado de la mampostería, los servicios del edificio y las tuberías. Una planificación coherente y bien estructurada forma parte de la renovación, porque determinados elementos se influyen entre sí.

Si necesitas cambiar las tuberías de agua, es buena idea renovar el baño y viceversa. De todos modos, no tiene mucho sentido comprar una caldera nueva si deseas renovar el techo y reemplazar las ventanas dos años después: el sistema de calefacción que compraste recientemente probablemente esté sobredimensionado. En resumen: cada componente tiene su vida útil y su función. Por eso es tan importante combinar y coordinar los trabajos de renovación con sensatez.

Cómo evitar el error 2 con tus reformas:

  • Utiliza el análisis de inventario como punto de partida.
  • Planifica las renovaciones con cuidado.
  • Crear un concepto general coherente.

Error 3: No contratar a los profesionales adecuados para las reformas

Un concepto de análisis y conversión de inventario sólo puede tener éxito si se recurre a los expertos adecuados. Un contratista de obras pragmático y con los pies en la tierra puede no tener el ojo adecuado para conservar una pieza de colección encantadora pero destartalada: simplemente tiene cualidades diferentes. Así que asegúrate de que el artesano o arquitecto en el que confías realmente hable tu idioma.

Básicamente, si deseas utilizar las renovaciones para rediseñar o cambiar el edificio, normalmente necesitará un arquitecto. Explorar estructuras espaciales, reconocer oportunidades de mejora y desarrollar nuevos conceptos a partir de ellas es el dominio de los expertos en diseño y planificación de la construcción.

Sin embargo, si el proyecto requiere principalmente coordinación y organización, lo mejor es ponerse en contacto con un director de obra experimentado. Su especialidad es el fluido flujo entre diferentes áreas de trabajo y artesanos en una misma obra. Si se trata de tareas individuales o áreas limitadas como trabajos de pintura o renovación de la cocina, comunícate directamente con el especialista correspondiente.

Puedes evitar el error 3 recurriendo de forma óptima a especialistas para las renovaciones:

  • Arquitectos: rediseño y planificación.
  • Jefe de obra: Coordinación y organización en obras con diferentes áreas de trabajo.
  • Artesanos especializados: tareas individuales y áreas autónomas.

Error 4: Olvidar los costes de eliminación que surgen durante las renovaciones

Cuando hay planificación, caen algo más que las proverbiales virutas y eso es exactamente lo que puede llevar a conflictos inesperados: si los propietarios de viviendas y los contratistas de la construcción no regulan de antemano quién será responsable de deshacerse de los materiales excavados y de demolición, generalmente queda en manos del propietario. Y eso puede resultar caro. Los escombros de construcción a menudo se clasifican como residuos peligrosos y generan los correspondientes costes.

Así que asegúrese de que la eliminación esté regulada contractualmente. En caso de litigio, el contratista sólo está obligado a almacenar el material en un lugar acordado, por ejemplo en un contenedor delante de la casa.

Además, durante los trabajos de construcción siempre puede ocurrir que surjan trabajos adicionales inesperadamente y, por lo tanto, se generen más escombros. El contratista de obras puede entonces invocar circunstancias especiales. Los costes adicionales imprevistos por la eliminación son generalmente responsabilidad del cliente. Por lo tanto, planifica un colchón financiero para todas las renovaciones.

Cómo evitar el error 4 al reformar:

  • Liquidación previa contractual de la eliminación de residuos de construcción.
  • Plan para un colchón financiero.

Error 5: No especificar contractualmente el trabajo de reforma y renovación

Quien no explique en detalle los servicios de un proyecto de construcción, comete un error grave, especialmente si los trabajos de renovación se pagan a tanto alzado. Los contratos incompletos también suelen dar lugar a disputas. No hay nada intrínsecamente malo en un precio de tarifa plana; sólo debe definirse adecuadamente y contener una lista de servicios.

Por lo tanto, en primer lugar, hacer un contrato por escrito y, en segundo lugar, asegúrate de que contenga los siguientes puntos: objetivo del proyecto, horas de trabajo y duración del trabajo, costes de material, eliminación y mano de obra, así como principios generales de planificación.

Cómo lidiar con el error de conversión no. 5:

Redactar un contrato escrito.

Integrar la lista de servicios en el contrato.

Error 6: No informar a los vecinos sobre las reformas

La construcción ha comenzado y estás muy contento, hasta que ves caras largas mirándote desde el otro lado de la valla del jardín cuando ves la grúa de construcción. Así que no te olvides de tus vecinos e infórmales a tiempo sobre los proyectos de construcción previstos. Esto no sólo es justo, sino que incluso puede ser legalmente necesario.

Las normas legales se aplican, por ejemplo, si es necesario renovar los muros o vallas que bordean la propiedad. En este caso se aplica el llamado derecho de entrada de los constructores, lo que significa que puedes utilizar el terreno de tus vecinos para la obra temporalmente y sólo tras previo aviso. Estos, a su vez, pueden tener derecho a una indemnización una vez finalizada la construcción. Así que comprueba a tiempo los derechos y obligaciones dentro del vecindario.

Evita con éxito el error 6:

  • Involucrar a los vecinos en los planes de renovación de manera oportuna.
  • Aclarar cuestiones legales dentro del vecindario.

Independientemente de si se trata de una pequeña reparación o de un gran proyecto, reformar y renovar casas existentes suele ser más complicado de lo que se piensa inicialmente. Esto se aplica tanto a los constructores como a los arquitectos y artesanos. Puede servirte investigar las experiencias positivas de antiguos clientes, para asegurarte que tu proyecto queda en buenas manos.

Buscar

Nuestras redes

Mas comentados

Suscríbete a nuestra Newsletter