TU BUSCADOR DE COMPRAS ONLINE. CIENTOS DE ARTÍCULOS DE PRODUCTOS, FACIL, INFORMATE ANTES DE COMPRAR. SOLO LAS MEJORES OFERTAS.

cdl-centro.es


Tu buscador de compras online

Busca en nuestros artículos:

¿Por qué deberías comprar tus gafas de sol en una óptica?

25 Octubre, 2016
¿Por qué deberías comprar tus gafas de sol en una óptica?

Las gafas de sol están de moda. Grandes, pequeñas, vintage, ovaladas, cuadradas, sobrias, sofisticadas…  Existen multitud de modelos que pueden ser el complemento ideal para dar un toque personal a tu imagen. Ya no es necesario esperar a la temporada primavera-verano para lucir unas fantásticas gafas de sol, a día de hoy son un complemento perfecto en cualquier época del año.

Pero ojo, no vale cualquiera, por muy modernas y estilosas que sean. En muchos establecimientos y puestos callejeros se pueden obtener las gafas de sol más punteras, pero para nada son de calidad, y eso, a la larga puede resultar muy perjudicial para la vista y salud de los ojos. Por eso es mejor adquirir las gafas de solo, tanto si son graduadas como si no, en una buena óptica.

En Medical Óptica, ponen a tu disposición un amplio catálogo de gafas de sol baratas adecuadas a tu estilo y necesidades. Disponemos de gafas de sol para hombre, mujer y niños. Además, si visitas su outlet de gafas de sol, descubrirás una selección de gafas de sol online baratas con descuentos de hasta el 90%. Podrás encontrar gafas de sol de diferentes estilos: redondas, aviador, RayBan by Wayfarer, cuadradas, ovaladas, de pasta, de metal, gafas polarizadas, etc. En su enorme catálogo podrás encontrarás gafas de los principales fabricantes ya que son distribuidores oficiales de la primeras marcas.

Par elegir unas gafas de solo sin temor a equivocarte lo más importante es que las adquieras en una óptica de confianza, que cumplan con la normativa de seguridad de la unión europea (que reconocerás porque llevan inscritas las siglas CE)

Existen diferentes grados de protección que van de 0 a 5, y en función del uso que tengas pensado darle a las mismas, variará el tipo de gradación. No es lo mismo utilizar unas gafas para pasear, que requerirán un nivel de protección menor, que, por ejemplo para conducir, ir a la playa o practicar deporte.

Las gafas de sol deben quedar bien ajustadas a la cara de forma que cubran bien el ojo, a fin de proporcionar una protección integral al ojo.

Si se trata de niños o niñas, las medidas de seguridad han de extremarse, ya que sus ojos son más sensibles a la luz y a las radiaciones UV.

Una vez se han tenido en cuenta todos estos factores, ahora sólo queda dar con las gafas de solo que mejor nos sientan.

Cómo elegir las gafas de sol adecuadas en función de tu fisionomía y estilo

Si hay alguien que sabe lucir unas gafas de solo con un estilo extraordinario, esta es la actriz y antigua musa de Woody Allen, Diane Keaton. Si al igual que ella, quieres lucir unas gafas de sol, que además de comodidad, te aporten un toque único y personal, destacando tu fisionomía, has de  elegir las gafas de sol que mejor se ajusten a ésta.

Si tu cara tiende a una forma más bien redondeada, tus gafas han de ser rectangulares o cuadradas. Este estilo de gafas de líneas rectas son las que mejor van para este tipo de cara.

Las personas con cara más afilada, delgada,  o más estrecha en la zona de la barbilla, lucirán más atractivas si visten con unas gafas redondas, más cerradas en los extremos, tipo años 50.

Las facciones duras, marcadas, tirando a cuadradas, se suavizarán con unas gafas redondas, que tienden a dulcificar el rostro.

Las caras ovaladas son las más afortunadas de todas, ya lucen estupendas con cualquier tipo de gafas.

Pero las gafas de sol no sólo han de adaptarse al rostro, sino que también han de estar en consonancia con nuestro estilo personal o a nuestra forma de llevar el pelo.  Así, hay algunas gafas que sientan mejor con el pelo suelto que recogido y viceversa.

Por último no hay que olvidar el color de tus gafas de sol, este es también es un aspecto fundamental que muchas personas no suelen tener en cuenta. No a todo el mundo le favorecen los mismos colores, sino que estos combinan mejor con según qué tono de cabellos, de ojos o de piel.